Santa Cruz Limpia

El Blog de Santa Cruz Limpia

Artur Bordalo, más conocido por su nombre artístico, Bordalo II (Bordalo Segundo), es uno de los 10 artistas urbanos más importantes e influyentes del momento, que recorre el mundo intentando transformar la percepción que tienen los ciudadanos sobre los residuos y generar en la sociedad un debate crítico y constructivo sobre este tema.


Para ello, Bordalo II reutiliza todo tipo de residuos como materia prima para confeccionar sus obras artísticas, viejas llantas, objetos metálicos, ruedas, restos de telas, plásticos, maderas, palets…y con todo ello realiza composiciones de gran formato que expone en diferentes lugares de las ciudades de manera permanente. Entre estas obras destacan grandes figuras de animales, como cangrejos, loros, saltamontes, mariposas, osos, búhos, peces, abejas, ratas, caballos, pájaros, escarabajos, etc, además de escenarios y paisajes urbanos elaborados con toda clase de vehículos de transporte.

La filosofía de este artista pasa por no mirar a los residuos como meros desperdicios sino como valiosos objetos con los que generar arte y transmitir mensajes de respeto a la naturaleza y al medio ambiente. Para ello, este creador portugués, que aprendió observando a su abuelo pintar paisajes en su ciudad natal de Lisboa, mezcla el reciclaje artístico con las artes del collage, la escultura, la pintura o el grafiti, plasmándolo tanto en escenarios urbanos como en salas expositivas.

En sus obras, el concepto de reciclaje se aborda desde el punto de vista de la destrucción de la naturaleza, es por eso que el tema central de sus instalaciones son las representaciones de animales salvajes.

Precisamente la obra más reciente de Bordalo II es un escarabajo gigante que ha realizado con materiales reciclados en una de las fachadas del centro de visitantes de Cruz del Carmen, en el entorno del Parque Rural de Anaga. La escultura es un encargo del área de Medio Ambiente del Cabildo de Tenerife para concienciar a la población sobre los efectos negativos de los plásticos en el planeta.

La obra representa, a gran escala, un escarabajo Carabus faustus, una especie endémica de los parques rurales de Anaga y Teno que se encuentra en peligro de extinción. Los materiales empleados en el proceso de creación de esta escultura han sido parachoques de vehículos, señalética de tráfico en desuso, contenedores de basura, entre otros elementos. A través de esta composición, se pretende alertar del daño que causa la basura que se genera en el planeta a este tipo de especies, que tratan de subsistir y evitar su desaparición en su ecosistema habitual.

Con la inauguración de este escarabajo, ya son cuatro las obras que el artista callejero ha creado en diferentes puntos de Tenerife con materiales reciclados con el propósito de disminuir el consumismo, fomentar el reciclaje de residuos y evidenciar los efectos de la huella humana sobre el entorno natural.

La primera intervención artística de Bordalo II en toda España tuvo lugar en septiembre de 2017 en el municipio tinerfeño de Los Silos, coincidiendo con el décimo aniversario del Festival Internacional Boreal, donde el artista quiso poner el acento sobre una especie en peligro de extinción realizando un gigantesco guirre con residuos, desechos y materiales en desuso.

Publicado en Campañas

Los materiales compuestos de fibra de carbono son muy utilizados en diversos sectores industriales como el aeronáutico, la automoción o las energías renovables, debido a que presentan unas propiedades mecánicas muy similares a las de muchos metales y, al mismo tiempo, resultan mucho más ligeros.


Sin embargo, el uso de estos materiales genera los consiguientes residuos, que pueden ser derivados de la propia fabricación de los componentes de los aviones, aerogeneradores, chasis de vehículos, bicicletas, etc, o pueden ser generados al finalizar su vida útil, por ejemplo, al reciclar las partes de todos estos productos compuestos de fibras de carbono.

En este sentido, un grupo de profesores e investigadores del departamento de Ingeniería Química y del Medio Ambiente de la Universidad del País Vasco ha patentado un método para reciclar el 100% de los residuos de materiales de fibra de carbono.

Los productos elaborados con fibra fibra de carbono se componen principalmente de filamentos de carbono impregnados y aglomerados con una resina y, hasta el descubrimiento de este método, el reciclado de estos materiales era muy difícil de realizar por tres motivos fundamentales.

En primer lugar, la gran mayoría de dichos productos están formados por resinas que no se funden por aplicación de calor, por lo que no se pueden volver a moldear. Por otra parte, están compuestos por múltiples ingredientes de naturaleza muy diversa como resina, fibras, aditivos de relleno, etc. Y, en tercer lugar, pueden estar mezclados o llevar incorporados otros materiales como insertos metálicos, film termoplástico protector, pinturas, etc. Tres aspectos que dificultan su proceso de reciclaje.

Hasta la aparición de este método, en las plantas de recuperación de las fibras de carbono se separan las fibras de la resina a través de un proceso térmico (pirólisis) que hace que dicha resina se descomponga, formando vapores, y las fibras queden libres de la matriz, lo que permite su recuperación. Sin embargo, en estas plantas, los vapores de la descomposición de la resina son eliminados por incineración, sin aprovechar su valor y con el consiguiente problema de emisiones contaminantes.

La patente publicada por el grupo de investigación de la Universidad del País Vasco define un método para tratar estos vapores de forma que, a partir de ellos se pueda obtener un gas valioso con una alta proporción de hidrógeno, lo que permite la separación de este compuesto y su venta.

En consecuencia, este método patentado permite la revalorización de la resina polimérica y no solo de la fibra de carbono, tal y como se hace actualmente. Por tanto, se trata de un sistema que mejora el estado de la técnica actual y la hace más rentable y sostenible, que se puede instalar en las plantas actuales de tratamiento de residuos o incorporarlo en nuevos diseños.

Actualmente las botellas de vino practicamente no se reutilizan en ninguno de sus canales de distribución, como si que ocurre en otros sectores de bebidas, caso de los envases de refrescos o de cervezas. Una vez que se consume el vino, lo habitual es depositar la botella en el contenedor de vidrio para su posterior reciclaje.


En este contexto surge Rewine, un proyecto de la Unión Europea, dotado con un presupuesto de 991.000 euros, que pretende promover la recuperación y reutilización de botellas en el sector del vino para reducir la generación de residuos, los gases de efecto invernadero y ahorrar costes a las bodegas. Este proyecto también pretende identificar las oportunidades y barreras de la reutilización, para evaluar su viabilidad técnica, ambiental, social y económica.

El primer paso para el desarrollo de este proyecto es la puesta en marcha de una prueba piloto que se está desarrollando desde el pasado año en Cataluña con la colaboración de varias bodegas y que, en junio de 2019, prevé recuperar unas 100.000 botellas.

Con la puesta en marcha de esta iniciativa, además, se evitará la generación de aproximadamente 45 toneladas de residuos de envases de vidrio. En este sentido, desde octubre del pasado año, el proyecto ya ha conseguido dar una segunda oportunidad a cerca de 50.000 botellas.

La prueba piloto tiene en cuenta todo el ciclo de la botella, desde su lavado, etiquetado, embotellado y distribución en el mercado hasta su recolección a través de las mismas bodegas, centros de recogida, restaurantes y tiendas involucradas, fomentando la devolución de los recipientes entre los consumidores.

Los envases recuperados portarán una pequeña etiqueta con el nombre Rewine, que es un juego de palabras con los términos ingleses rewind y wine, rebobinar y vino, respectivamente, la cual indica que la botella que la porta ha tenido más de una vida.

Tras la prueba piloto, el proyecto Rewine espera extender el sistema de recuperación y reutilización de botellas de vino en todo el territorio catalán así como en otras regiones vinícolas de España, impulsando la participación de empresas y administraciones.

La empresa valenciana Grupo Delax ha fabricado las primeras unidades del mundo de un colchón cien por cien reciclado, en los que ha utilizado materiales procedentes de la propia industria para su elaboración, lo que permite alargar su vida útil y rebajar un 60% su coste, además de suponer una novedad absoluta en el mundo del descanso.


En concreto, estos colchones están confeccionados con un 95 % de materia prima reciclada, sobre todo espuma de poliuretano, recogida en vertederos de colchones fuera de uso, en este caso en el vertedero de Caudete de las Fuentes (Valencia)

Grupo Delax pretende comercializar antes de dos años la primera colección de estos colchones que ha denominado Save the Planet.

Este producto innovador se enmarca en el proyecto europeo Urbanrec, cuyo objetivo es reducir y reciclar los 19 millones de toneladas de residuos voluminosos como los muebles y los colchones que se generan cada año en Europa.

En el proyecto Urbanrec participan 21 entidades de siete países que prueban los resultados de sus proyectos en ciudades de cuatro regiones europeas: provincia de Valencia (España), Flandes (Bélgica), Varsovia (Polonia) e Izmir (Turquía).

Con su participación en este proyecto, la Comunidad Valenciana se ha convertido en un referente de innovación por la elevada participación de entidades. El consorcio que ha promovido esta iniciativa está coordinado por el Instituto Tecnológico del Plástico, Aimplas y, además de Grupo Delax, participan las empresas Ecofrag de Ontenient y Blueplasma Power de Castellón, e instituciones como la Diputación de Valencia y el Consorcio Valencia Interior.

Además del reciclaje de los colchones, dicho consorcio trabaja en otros proyectos que abarcan el plástico, el pegamento o la madera, y se enmarcan en el modelo de economía circular que propugna reutilizar de nuevo los materiales desechados en la industria.

Página 1 de 6

Localización

Avda. Tres de Mayo, 40 2º
38005 Santa Cruz de Tenerife

Cómo llegar en guagua: líneas urbanas 232, 233, 238, 905, 920, 921, 934, 937

Contacte con nosotros

Contacte y resuelva sus dudas

  • Teléfono: 922 224 849