Santa Cruz Limpia

El Blog de Santa Cruz Limpia

En Europa existen más de ocho millones de toneladas de papel y cartón recuperado dispuesto a ser reciclado, principalmente debido a la falta de demanda y a la prohibición de China para importar residuos. De esta cantidad, en España la cifra alcanza las 250.000 toneladas de papel y cartón que esperan a ser incorporadas a un proceso que puede ser repetido hasta seis veces.


En este sentido, los Premios Europeos de Reciclaje de Papel (European Paper Recycling Awards) distinguen, cada dos años, proyectos, iniciativas o campañas europeas que cambian la forma en que se recicla el papel en Europa y ayudan a alcanzar el ambicioso objetivo europeo de una tasa de reciclaje de papel del 74% para 2020.

Los Premios Europeos de Reciclaje de Papel están organizados por el Consejo Europeo de Reciclaje de Papel (EPRC), que abarca toda la cadena de valor del reciclaje de este material en toda Europa. El EPRC se creó como una iniciativa propia de la industria en noviembre de 2000 para monitorizar el progreso hacia el cumplimiento de los objetivos establecidos en la Declaración Europea de 2000 sobre el reciclaje de papel.

Este certamen bianual está abierto a la participación de todas las entidades con sede en Europa, incluidas escuelas, universidades, ONG, autoridades nacionales y regionales, empresas y asociaciones. Se han establecido dos categorías de premios: Información y Educación, y Tecnologías innovadoras e I + D.

Los proyectos, iniciativas o campañas elegibles se evaluarán con base a criterios de relevancia y originalidad, logros, posibilidad de reproducir el proyecto y rentabilidad.

La fecha límite de presentación de solicitudes para participar en esta séptima edición concluye el viernes 22 de noviembre de 2019.

La ceremonia de entrega de premios tendrá lugar en febrero de 2020 en el Parlamento Europeo situado en la ciudad de Bruselas, un encuentro que será organizado por Jytte Guteland, política sueca y miembro de la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria del Parlamento Europeo.

Para obtener más información sobre estos premios se puede enviar correo electrónico a: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..">Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..

Publicado en Campañas

Vacaciones, buen tiempo, playa, terrazas… definen para muchos el periodo estival y, desde hace varios años, los festivales de música han pasado a ser parte indispensable de los veranos en España. La gran cantidad de citas musicales que se celebran cada año hace que el 65,8% de los canarios haya asistido en alguna ocasión a este tipo de eventos, según el estudio Tenemos Otro Latido de Ball, el mayor fabricante de latas de bebidas del mundo. Sin embargo, este tipo de eventos también despiertan algunas voces críticas debido a su impacto en el medio ambiente: la concentración de miles de personas supone el reto de gestionar los residuos que se generen.

Entre las principales conclusiones del estudio destaca también que, entre los motivos para elegir un festival u otro -más allá del cartel-, el compromiso con la sostenibilidad es importante para una cuarta parte (24,7%) de los encuestados, aunque priorizan otros aspectos como el precio de la entrada (53,4%), la localización (49,3%) o los servicios y facilidades del recinto (42,5%). A pesar de todo esto, 6 de cada 10 canarios (58,9%) estarían dispuestos a pagar más por la entrada de un festival si este fuera 100% sostenible y participarían como voluntarios en una recogida de residuos en el entorno de un festival (61,6%).

El festival del futuro: 100% sostenible

Para los canarios, el festival del futuro 100% sostenible pasaría por ofrecer envases completamente reciclables (60,3%), la recogida selectiva de residuos para su reciclaje (58,9%), la utilización de energías renovables (50,7%) o facilitar opciones de ecomovilidad (49,3%).

Según el estudio realizado, los canarios, cuando acuden a un festival, son los que más se preocupan por reciclar los envases de las bebidas que consumen. De hecho, el 77,1% afirma que siempre lo hacen, mientras que un 20,8% lo hace a veces. Solo un 2,1% admite que nunca recicla. De los que reciclan siempre, cuando depositan sus envases en los puntos adecuados, la mayor parte (35,4%) lo hacen fuera del recinto del festival y el 29,2% los deposita en los puestos de comida y bebida.

“Los canarios se muestran comprometidos con el reciclaje de los envases en el entorno de los festivales. En este sentido, las latas de aluminio representan los atributos de la verdadera reciclabilidad, ya que pueden reciclarse infinitas veces sin perder calidad, independientemente de su color o diseño. En solo ocho semanas, una lata puede estar de nuevo en las tiendas, tras ser reciclada”, comenta Cyrille Vecchi, manager de Asuntos Públicos y Sostenibilidad para el Sur de Europa de Ball.

Las latas de bebidas son el envase más reciclado del mundo, con una tasa del 69%. De hecho, el 75% del aluminio que se ha producido a lo largo de la historia sigue en uso en la actualidad. Estos son algunos datos que evidencian por qué la lata representa el verdadero paradigma de la economía circular. Por otra parte, las latas presentan cualidades únicas frente a otros envases como el hecho de ser ligeras o mantener la bebida fría.

Viernes, 31 Mayo 2019 13:23

Reciclar, también en verano

Verano es sinónimo de sol, playa, montaña, actividades de ocio y de relajación para disfrutar de las vacaciones. Sin embargo, de la misma manera que los expertos recomiendan cada año antes de iniciar la época estival no abandonar los hábitos saludables, la misma recomendación se hace extensiva a otros aspectos como, por ejemplo, el cuidado del medio ambiente. Y es que, según diferentes estudios y encuestas, el hábito del reciclaje desciende durante el verano en un 12%.


Por otra parte, durante la etapa veraniega se incrementa el consumo de todo tipo de envases puesto que, con el aumento de las temperaturas, también aumenta considerablemente la ingesta de bebidas y otros alimentos líquidos, así como las actividades estivales de ocio. Además, desplazarse a la playa, a la montaña, a un concierto o de ruta turística, propicia no solo un mayor consumo de comidas preparadas, sino que también se produce una mayor utilización de otro tipo de envases, como los relacionados con los productos de higiene y cosmética.

En este sentido, durante el verano se utilizan en mayor medida envases como botellas de agua y otras bebidas refrescantes, bolsas de supermercado, envases de zumos y similares, bandejas de alimentación de libre servicio, envases con productos de higiene personal y de cremas solares, cubiertos, vasos y platos de plástico, gafas de sol, etc.

Con todo esto, los motivos que hacen que descienda el hábito de reciclaje durante el verano son los cambios de residencia, que conlleva no disponer de cubos domésticos de separación de residuos, así como la mayor dificultad para acceder a los contenedores. Por estos motivos, las cifras de reciclado caen un 12% en verano respecto al resto del año.

Con el objetivo de reducir ese porcentaje de abandono de los hábitos de reciclaje durante los meses de más calor, existen una serie de serie de consejos y recomendaciones para continuar reciclando en verano.

En primer lugar, cuando se produzca un cambio temporal de residencia para disfrutar de las vacaciones de verano, en el nuevo destino basta con buscar y localizar los contenedores más cercanos y preparar algún tipo de solución si no existen cubos separadores de residuos.

En relación a las actividades de ocio, en la playa, en la montaña o a cualquier otro lugar, no hay que tirar la basura generada al suelo, sobre todo los residuos plásticos. En su lugar se puede acumular en bolsas para luego depositarla en un contenedor adecuado.

Con respecto a las bolsas de plástico o determinados tipos de envases como bandejas de alimentos, son elementos que se se pueden reutilizar más de una vez, hacer uso de ellos cuanto sea necesario y luego depositarlos en un contenedor para su reciclaje.

Además, también resulta muy adecuado aprovechar estos periodos para concienciar a las personas del entorno más próximo sobre la importancia de reciclar en verano, y así contribuir entre todos al cuidado del medio ambiente.

Artur Bordalo, más conocido por su nombre artístico, Bordalo II (Bordalo Segundo), es uno de los 10 artistas urbanos más importantes e influyentes del momento, que recorre el mundo intentando transformar la percepción que tienen los ciudadanos sobre los residuos y generar en la sociedad un debate crítico y constructivo sobre este tema.


Para ello, Bordalo II reutiliza todo tipo de residuos como materia prima para confeccionar sus obras artísticas, viejas llantas, objetos metálicos, ruedas, restos de telas, plásticos, maderas, palets…y con todo ello realiza composiciones de gran formato que expone en diferentes lugares de las ciudades de manera permanente. Entre estas obras destacan grandes figuras de animales, como cangrejos, loros, saltamontes, mariposas, osos, búhos, peces, abejas, ratas, caballos, pájaros, escarabajos, etc, además de escenarios y paisajes urbanos elaborados con toda clase de vehículos de transporte.

La filosofía de este artista pasa por no mirar a los residuos como meros desperdicios sino como valiosos objetos con los que generar arte y transmitir mensajes de respeto a la naturaleza y al medio ambiente. Para ello, este creador portugués, que aprendió observando a su abuelo pintar paisajes en su ciudad natal de Lisboa, mezcla el reciclaje artístico con las artes del collage, la escultura, la pintura o el grafiti, plasmándolo tanto en escenarios urbanos como en salas expositivas.

En sus obras, el concepto de reciclaje se aborda desde el punto de vista de la destrucción de la naturaleza, es por eso que el tema central de sus instalaciones son las representaciones de animales salvajes.

Precisamente la obra más reciente de Bordalo II es un escarabajo gigante que ha realizado con materiales reciclados en una de las fachadas del centro de visitantes de Cruz del Carmen, en el entorno del Parque Rural de Anaga. La escultura es un encargo del área de Medio Ambiente del Cabildo de Tenerife para concienciar a la población sobre los efectos negativos de los plásticos en el planeta.

La obra representa, a gran escala, un escarabajo Carabus faustus, una especie endémica de los parques rurales de Anaga y Teno que se encuentra en peligro de extinción. Los materiales empleados en el proceso de creación de esta escultura han sido parachoques de vehículos, señalética de tráfico en desuso, contenedores de basura, entre otros elementos. A través de esta composición, se pretende alertar del daño que causa la basura que se genera en el planeta a este tipo de especies, que tratan de subsistir y evitar su desaparición en su ecosistema habitual.

Con la inauguración de este escarabajo, ya son cuatro las obras que el artista callejero ha creado en diferentes puntos de Tenerife con materiales reciclados con el propósito de disminuir el consumismo, fomentar el reciclaje de residuos y evidenciar los efectos de la huella humana sobre el entorno natural.

La primera intervención artística de Bordalo II en toda España tuvo lugar en septiembre de 2017 en el municipio tinerfeño de Los Silos, coincidiendo con el décimo aniversario del Festival Internacional Boreal, donde el artista quiso poner el acento sobre una especie en peligro de extinción realizando un gigantesco guirre con residuos, desechos y materiales en desuso.

Publicado en Campañas
Página 1 de 7

Localización

Avda. Tres de Mayo, 40 2º
38005 Santa Cruz de Tenerife

Cómo llegar en guagua: líneas urbanas 232, 233, 238, 905, 920, 921, 934, 937

Contacte con nosotros

Contacte y resuelva sus dudas

  • Teléfono: 922 224 849