Santa Cruz Limpia

El Blog de Santa Cruz Limpia

En Ajegunle, uno de los barrios más poblados de Lagos, la capital nigeriana, WeCyclers, una pequeña organización sin ánimo de lucro está intentando convertir un enorme problema medioambiental en un recurso para la población local.

La contaminación es y sigue siendo un problema difícil de resolver, especialmente en regiones que carecen de infraestructuras dedicadas a la recuperación y el reciclaje donde, a menudo, los residuos terminan en el mar, en tierra o quemados.

Ante esta situación, el Morit International School de Ajegunle ha puesto en marcha el proyecto Recycle Pay, que permite a los padres de alumnos pagar parte de las tasas escolares mediante el reciclaje de botellas, latas y cartones o papel.

De este modo, los padres de alumnos que no pueden pagar la totalidad de la matrícula escolar, unos 9,74 euros, pueden compensarlo recuperando materiales reciclables, especialmente botellas de plástico, que, tras ser pesadas y “transformadas” en porcentajes de las tasas escolares, se venden a una empresa especializada en lo que se ha dado en llamar el Proyecto Reciclar Pago.

Se trata de una iniciativa en la que todos ganan: el medio ambiente; los niños, puesto que Nigeria es el país con la mayor tasa de abandono escolar del mundo; los padres de los estudiantes, que ahorran valiosos recursos; la comunidad, que se reúne en torno a una iniciativa de gran valor; y la propia escuela, capaz de obtener fondos de forma continua y más rápidamente de lo que podría hacerlo en base a la disponibilidad de los estudiantes.

En los próximos meses, el Proyecto Recycle Pay pretende ampliarse al Colegio Privado Monarca de Alagbado, también en Lagos. Dicho proyecto tiene como objetivo involucrar a 10.000 estudiantes en los próximos 6 años, pero podría expandirse más allá de las fronteras de la comunidad en la que nació y difundirse como un modelo de éxito en toda Nigeria.

Publicado en Campañas

Eco Cooler es el nombre de un sistema de aire acondicionado diseñado por Grameen Intel Social Business, una empresa que trabaja para encontrar soluciones tecnológicas que puedan estar disponibles para toda la población con el menor coste posible.

El Eco Cooler está compuesto por materiales reciclados, no necesita electricidad y puede construirlo fácilmente cualquier persona en cualquier parte del mundo. Según sus inventores, se trata de un sistema que es capaz de reducir hasta en cinco grados la temperatura existente en el exterior de una vivienda.

Este invento nació debido a que Bangladesh está sometido regularmente a épocas de mucho calor, de hasta hasta 45 grados y la población sufre enormemente puesto que las casas están fabricadas con chapas de acero y la temperatura alcanza temperaturas máximas.

La idea era simple pero a la vez muy ambiciosa. Desarrollar un aire acondicionado eficiente con materiales de bajo costo, a ser posible reciclados y accesibles para la población, eficiente y fácil de construir. Unos meses más tarde, Grameen Intel Social Business cumplió con el reto puesto que el Eco Cooler cumple con todas estas condiciones.

Para realizar este sistema de aire acondicionado casero solamente es necesario un tablero que se adapte a la medida del hueco de la ventana donde se vaya a instalar y unas cuantas botellas de plástico. Las botellas de plástico se cortan en dos partes y las mitades superiores se colocan en dicho tablero. Una vez armado el invento se coloca en una ventana, con los cuellos de botella mirando hacia dentro de la casa. De esta forma se conseguirá refrescar la vivienda de forma natural.

El funcionamiento es muy simple. Para entenderlo basta con hacer la prueba de soplar en la mano con la boca bien abierta, se sentirá el aire caliente. Por otro lado, al hacer el mismo ejercicio con la boca casi cerrada, se sentirá el aire frío. Para bajar la temperatura del aire, Eco Cooler simplemente utiliza este sistema de diferencia de presión.

Se da la circunstancia de que Grameen Intel no tiene ninguna intención de hacer negocio con su aire acondicionado casero. La compañía incluso ha compartido online las instrucciones de fabricación con derechos de autor gratis. Por lo tanto, cualquier persona puede copiar el sistema y hacerlo en su propia casa.

Se trata de una manera inteligente para ganar en comodidad sin dañar el medio ambiente, sin comprometer la salud de las personas y, además, fomenta el reciclaje de las botellas de plástico.

En el camino por encontrar soluciones más sostenibles para el medio ambiente, en temas como la fabricación de botellas de plástico, surgen iniciativas destinadas a la elaboración de envases biodegradables que tengan una rápida descomposición y que no dejen residuos perjudiciales.


En este sentido, James Longcroft, un jóven escoces de 27 años graduado en química, ha creado una botella para contener agua, que es completamente biodegradable, fabricada a base de papel reciclado y un forro impermeable que cubre el interior, denominada Ch2oose

Precisamente la clave de este invento está en el interior puesto que tiene que ser impermeable, proporcionar resistencia para que la botella conserve su estructura y el agua fresca. De este modo, la capa interna se produce a partir de materiales naturales biodegradables y se une a la cubierta externa de celulosa, creando una especie de sello.

La nueva botella ecológica es perfectamente reciclable, desde la tapa de acero hasta el propio cuerpo del envase. Además, en el caso de que se tirara al mar, podría descomponerse en un plazo de apenas tres semanas después de su primera utilización.

Ch2oose surge de este modo como un sustituto de las botellas de plástico, completamente biodegradable y sostenible, puesto que no importa dónde terminen, en el océano o en el vertedero, ya que desaparecerán en unas semanas. Además, no dejan micropartículas tóxicas ni filtran metales pesados en el medio ambiente.

Otra de estas iniciativas es la presentada por la empresa americana Biota, dedicada a la comercialización de agua mineral, que ha contribuido ayudando al medio ambiente con la creación de una botella biodegradable fabricada con almidón.

A diferencia de las convencionales botellas de plástico que no desaparecen, esta nueva botella lo hace gracias al efecto de la acción del sol, los microorganismos y la humedad, convirtiendo la botella básicamente en abono, es decir, en agua, dióxido de carbono y material orgánico.

Esta botella se elabora a través de la obtención de maíz al cual se le extrae el almidón y se separan los azúcares naturales. Seguidamente, mediante un proceso de fermentación, separación y polimerización, se consigue la materia con la que se fabrican dichas botellas.

En este caso, una vez consumido el contenido, empezaran a descomponer convirtiéndose en abono en un plazo de unos 80 días, siempre que se sometan a situaciones ambientales diferentes a las presentes en las casas.

Las pilas, baterías y acumuladores eléctricos en general almacenan energía eléctrica, mediante el empleo de procedimientos electroquímicos, que posteriormente se utiliza para el funcionamiento de multitud de aparatos.


Estas pilas o baterías contienen metales pesados y compuestos químicos, muchos de ellos perjudiciales para el medio ambiente, por lo que resulta muy importante no tirarlas a la basura y llevarlas a un centro de reciclado. A modo de ejemplo, una sola pila botón puede contaminar más de 600.000 litros de agua.

El proceso de reciclaje de pilas y baterías empieza por deshacernos de las pilas usadas usando los contenedores de recogida selectiva que existen tanto en los puntos limpios de las ciudades como en grandes superficies, tiendas de electrónica o supermercados que cuentan con contenedores específicos para este fin. Una vez recogidas, las pilas usadas se llevan a una planta de reciclaje, donde el mercurio se separa de otros metales, y el resto de materiales que constituyen las pilas pueden ser recuperados.

El proceso de separación y recuperación de mercurio requiere la trituración de la pila, excepto en el caso de las pilas botón y, para ello, se introducen en un destilador que se calienta hasta la temperatura adecuada. La condensación posterior permite la obtención de un mercurio con un grado de pureza superior al 96%. De la trituración de las pilas normales se obtiene escoria férrica y no férrica, papel, plástico y polvo de pila. Este último sigue otros procesos para recuperar los metales que contiene.

Gracias a estos sistemas de reciclaje se reaprovecha más del 75% de los componentes de las pilas, como zinc y otros metales, que se reintroducen como materia prima en multitud de procesos productivos.

Existen otros procedimientos que se utilizan para el reciclaje de las pilas convencionales como son el enterramiento en vertederos controlados o la separación de las partes metálicas de la fracción salina y posterior tratamiento físicoquímico para la recuperación del cinc, el manganeso y otros metales.

En cualquier caso, el reciclaje de pilas y baterías es de gran importancia para el cuidado del medio ambiente ya que evita que los metales pesados y el resto de productos químicos con los que están fabricadas puede acabar pasando al suelo y al agua, con su consiguiente efecto perjudicial.

Publicado en Consejos
Página 1 de 9

Localización

Avda. Tres de Mayo, 40 2º
38005 Santa Cruz de Tenerife

Cómo llegar en guagua: líneas urbanas 232, 233, 238, 905, 920, 921, 934, 937

Contacte con nosotros

Contacte y resuelva sus dudas

  • Teléfono: 922 224 849