Santa Cruz Limpia

El Blog de Santa Cruz Limpia

26 Agosto 2019

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), en asociación con la empresa social colombiana Conceptos Plásticos, ha promovido la puesta en marcha de la primera fábrica en África dedicada a la elaboración de ladrillos para la construcción, mediante un proceso de reciclaje y transformación de desechos plásticos, con los que se fabricarán cientos de aulas de clase en Costa de Marfil.


Este país africano necesita 15.000 aulas para satisfacer las necesidades de los niños que hoy día no tienen un lugar adecuado para desarrollar sus clases. De este modo, el plástico reciclado recolectado de áreas contaminadas en Abidján y sus alrededores se usará para construir 500 aulas destinadas a más de 25.000 niños con las necesidades más urgentes en los próximos dos años, aunque la fábrica cuenta con el potencial de aumentar la producción.

El sistema de la compañía colombiana convierte el plástico usado en ladrillos modulares de tres kilos de peso, fundiendo los residuos e inyectándolos en un molde, que son fáciles de ensamblar, resistentes al fuego, un 40% más baratos, un 20% más livianos y duran cientos de años más que los materiales de construcción convencionales. También son impermeables, aislados acusticamente y diseñados para resistir fuertes vientos y terremotos.

La fábrica en la que se elaboran estos ladrillos es capaz de reciclar 9.600 toneladas de residuos plásticos al año y cuenta con el beneficio añadido de proporcionar una fuente de ingresos a las mujeres que viven en la pobreza a través de un mercado formal de reciclaje.

Además de la inversión realizada para construir estas aulas en Costa de Marfil, también existen planes en marcha para desarrollar este proyecto en otros países de la región. África Occidental y Central acoge a un tercio de los niños del mundo en edad escolar primaria y a un quinto de los niños en edad secundaria inferior que no están escolarizados.

20 Agosto 2019

Residuo Cero en Casa es un libro original, creativo y práctico, escrito por Bea Johnson, francesa afincada en California, que recoge numerosas ideas, herramientas y hábitos destinados a generar la menor cantidad posible de residuos en casa.

La idea para escribir este libro, que ya ha sido traducido a más de 25 idiomas, surgió a partir de un blog en el que la autora contaba sus experiencias eliminando el plástico de su vida y, con el paso de los años, acabó siendo conferenciante, escritora y consultora sobre los residuos y el estilo de vida que se debe adoptar para frenar este problema.

Bea Johnson vive con su familia sin generar ningún tipo de residuo desde el año 2008, y ha inspirado a centenares de emprendedores de todo el mundo que han desarrollado negocios orientados a reducir los residuos. También es una gran influencia a nivel individual y ha logrado concienciar a centenares de miles de personas de todo lo que se puede hacer para reducir los residuos que se generan cada día en las viviendas.

Algunos consejos para lograr generar la menor cantidad posible de residuos son:

1. Vivir con lo imprescindible. Cuanto menos se tenga, menos residuos se generarán. El problema de la basura va unido al crecimiento del consumo de todo tipo de productos. Por este motivo, antes de adquirir cualquier cosa resulta muy útil preguntarse a sí mismo si es algo que realmente se necesita.

2. Planificar bien la lista de la compra para no desperdiciar comida. Se calcula que cada persona desperdicia al año 179 kilos de alimentos en buen estado. Para evitarlo hay que organizar bien la lista de la compra, adquirir menos unidades de productos, fijarse bien en las fechas de caducidad, guardar bien los alimentos y consumir productos locales, frescos y de temporada.

3. Comprar a granel. El empaquetado de productos es cada vez mayor y llega a convertirse en residuos que pueden evitarse comprando a granel, eligiendo solo lo que se precisa. Además, los productos a granel son más económicos y cada vez son más comunes.

5. Utilizar envases y bolsas reutilizables. Otra forma de evitar el sobreempaquetado de los productos y la generación de residuos innecesarios es mediante el uso de envases y bolsas reutilizables. En una casa de cero residuos no hay sitio para los productos de usar y tirar, sino que se emplean todo tipo de elementos reutilizables. También se recomienda guardar los productos en envases de vidrio.

6. No desaprovechar el agua. El agua es un recurso natural esencial que, a menudo, se desaprovecha. Para evitar su despilfarro resulta adecuado ducharse en vez de bañarse, recoger el agua fría hasta que se calienta en un cubo o balde con el objetivo de aprovecharlo luego para regar las plantas, utilizar tecnologías de ahorro de agua, etc.

7. Reciclar todos los residuos. Como no podía ser de otro modo, en una casa Zero Waste resulta imprescindible separar los diferentes tipos de residuos para llevarlos luego al contenedor de reciclaje correspondiente. Se trata de un hábito que tiene muchas ventajas para el medio ambiente y para la economía.

16 Agosto 2019

En Ajegunle, uno de los barrios más poblados de Lagos, la capital nigeriana, WeCyclers, una pequeña organización sin ánimo de lucro está intentando convertir un enorme problema medioambiental en un recurso para la población local.

La contaminación es y sigue siendo un problema difícil de resolver, especialmente en regiones que carecen de infraestructuras dedicadas a la recuperación y el reciclaje donde, a menudo, los residuos terminan en el mar, en tierra o quemados.

Ante esta situación, el Morit International School de Ajegunle ha puesto en marcha el proyecto Recycle Pay, que permite a los padres de alumnos pagar parte de las tasas escolares mediante el reciclaje de botellas, latas y cartones o papel.

De este modo, los padres de alumnos que no pueden pagar la totalidad de la matrícula escolar, unos 9,74 euros, pueden compensarlo recuperando materiales reciclables, especialmente botellas de plástico, que, tras ser pesadas y “transformadas” en porcentajes de las tasas escolares, se venden a una empresa especializada en lo que se ha dado en llamar el Proyecto Reciclar Pago.

Se trata de una iniciativa en la que todos ganan: el medio ambiente; los niños, puesto que Nigeria es el país con la mayor tasa de abandono escolar del mundo; los padres de los estudiantes, que ahorran valiosos recursos; la comunidad, que se reúne en torno a una iniciativa de gran valor; y la propia escuela, capaz de obtener fondos de forma continua y más rápidamente de lo que podría hacerlo en base a la disponibilidad de los estudiantes.

En los próximos meses, el Proyecto Recycle Pay pretende ampliarse al Colegio Privado Monarca de Alagbado, también en Lagos. Dicho proyecto tiene como objetivo involucrar a 10.000 estudiantes en los próximos 6 años, pero podría expandirse más allá de las fronteras de la comunidad en la que nació y difundirse como un modelo de éxito en toda Nigeria.

08 Agosto 2019

Vacaciones, buen tiempo, playa, terrazas… definen para muchos el periodo estival y, desde hace varios años, los festivales de música han pasado a ser parte indispensable de los veranos en España. La gran cantidad de citas musicales que se celebran cada año hace que el 65,8% de los canarios haya asistido en alguna ocasión a este tipo de eventos, según el estudio Tenemos Otro Latido de Ball, el mayor fabricante de latas de bebidas del mundo. Sin embargo, este tipo de eventos también despiertan algunas voces críticas debido a su impacto en el medio ambiente: la concentración de miles de personas supone el reto de gestionar los residuos que se generen.

Entre las principales conclusiones del estudio destaca también que, entre los motivos para elegir un festival u otro -más allá del cartel-, el compromiso con la sostenibilidad es importante para una cuarta parte (24,7%) de los encuestados, aunque priorizan otros aspectos como el precio de la entrada (53,4%), la localización (49,3%) o los servicios y facilidades del recinto (42,5%). A pesar de todo esto, 6 de cada 10 canarios (58,9%) estarían dispuestos a pagar más por la entrada de un festival si este fuera 100% sostenible y participarían como voluntarios en una recogida de residuos en el entorno de un festival (61,6%).

El festival del futuro: 100% sostenible

Para los canarios, el festival del futuro 100% sostenible pasaría por ofrecer envases completamente reciclables (60,3%), la recogida selectiva de residuos para su reciclaje (58,9%), la utilización de energías renovables (50,7%) o facilitar opciones de ecomovilidad (49,3%).

Según el estudio realizado, los canarios, cuando acuden a un festival, son los que más se preocupan por reciclar los envases de las bebidas que consumen. De hecho, el 77,1% afirma que siempre lo hacen, mientras que un 20,8% lo hace a veces. Solo un 2,1% admite que nunca recicla. De los que reciclan siempre, cuando depositan sus envases en los puntos adecuados, la mayor parte (35,4%) lo hacen fuera del recinto del festival y el 29,2% los deposita en los puestos de comida y bebida.

“Los canarios se muestran comprometidos con el reciclaje de los envases en el entorno de los festivales. En este sentido, las latas de aluminio representan los atributos de la verdadera reciclabilidad, ya que pueden reciclarse infinitas veces sin perder calidad, independientemente de su color o diseño. En solo ocho semanas, una lata puede estar de nuevo en las tiendas, tras ser reciclada”, comenta Cyrille Vecchi, manager de Asuntos Públicos y Sostenibilidad para el Sur de Europa de Ball.

Las latas de bebidas son el envase más reciclado del mundo, con una tasa del 69%. De hecho, el 75% del aluminio que se ha producido a lo largo de la historia sigue en uso en la actualidad. Estos son algunos datos que evidencian por qué la lata representa el verdadero paradigma de la economía circular. Por otra parte, las latas presentan cualidades únicas frente a otros envases como el hecho de ser ligeras o mantener la bebida fría.

06 Agosto 2019

Carrefour impulsa su apuesta por la sostenibilidad con el lanzamiento en sus centros de una malla de algodón como alternativa a las bolsas de plástico de frutería, que permitirá reducir el consumo de embalajes y fomentar el uso de envases reutilizables.

En concreto, los clientes de Carrefour ya pueden adquirir en la sección de frutería de sus establecimientos, una malla 100% algodón para reutilizar en próximas compras. La malla de frutería es transparente, se puede lavar y reutilizar, y se comercializa en un pack de tres unidades a un precio de 3,99 euros.

De esta forma, Carrefour se convierte en la primera empresa en España en posibilitar a sus clientes utilizar sus propios envases o bolsas para sus compras en frutas y verduras, charcutería, pescadería, carnicería y platos preparados.

Esta medida complementa el plan que está realizando la compañía en su apuesta por la reducción y eliminación del plástico, como consecuencia de la escucha directa a sus clientes. Las iniciativas que se están poniendo en marcha de forma progresiva, complementan algunas ya implantadas como la eliminación del plástico en la sección de frutas y verduras de sus tiendas 'Bio' o la sustitución del plástico y los alveolos en manzanas, peras y naranjas 'Calidad y Origen' por materiales sostenibles como el cartón o la celulosa.

Además, se han sustituido los envases de plástico de aceitunas y encurtidos por tarros de vidrio, se ha eliminado el plástico en el pepino y el papayón y se ha dejado de envasar el plátano de Canarias en bolsas de plástico y ahora tiene sólo una pequeña cinta agrupadora. Solo con esta medida, aplicada ya en las bananas BIO, se ha conseguido de forma directa una reducción de plástico superior al 80%.

Los responsables de Carrefour consideran que la eliminación de los residuos es un "desafío importante que requiere una respuesta colectiva".

01 Agosto 2019

Eco Cooler es el nombre de un sistema de aire acondicionado diseñado por Grameen Intel Social Business, una empresa que trabaja para encontrar soluciones tecnológicas que puedan estar disponibles para toda la población con el menor coste posible.

El Eco Cooler está compuesto por materiales reciclados, no necesita electricidad y puede construirlo fácilmente cualquier persona en cualquier parte del mundo. Según sus inventores, se trata de un sistema que es capaz de reducir hasta en cinco grados la temperatura existente en el exterior de una vivienda.

Este invento nació debido a que Bangladesh está sometido regularmente a épocas de mucho calor, de hasta hasta 45 grados y la población sufre enormemente puesto que las casas están fabricadas con chapas de acero y la temperatura alcanza temperaturas máximas.

La idea era simple pero a la vez muy ambiciosa. Desarrollar un aire acondicionado eficiente con materiales de bajo costo, a ser posible reciclados y accesibles para la población, eficiente y fácil de construir. Unos meses más tarde, Grameen Intel Social Business cumplió con el reto puesto que el Eco Cooler cumple con todas estas condiciones.

Para realizar este sistema de aire acondicionado casero solamente es necesario un tablero que se adapte a la medida del hueco de la ventana donde se vaya a instalar y unas cuantas botellas de plástico. Las botellas de plástico se cortan en dos partes y las mitades superiores se colocan en dicho tablero. Una vez armado el invento se coloca en una ventana, con los cuellos de botella mirando hacia dentro de la casa. De esta forma se conseguirá refrescar la vivienda de forma natural.

El funcionamiento es muy simple. Para entenderlo basta con hacer la prueba de soplar en la mano con la boca bien abierta, se sentirá el aire caliente. Por otro lado, al hacer el mismo ejercicio con la boca casi cerrada, se sentirá el aire frío. Para bajar la temperatura del aire, Eco Cooler simplemente utiliza este sistema de diferencia de presión.

Se da la circunstancia de que Grameen Intel no tiene ninguna intención de hacer negocio con su aire acondicionado casero. La compañía incluso ha compartido online las instrucciones de fabricación con derechos de autor gratis. Por lo tanto, cualquier persona puede copiar el sistema y hacerlo en su propia casa.

Se trata de una manera inteligente para ganar en comodidad sin dañar el medio ambiente, sin comprometer la salud de las personas y, además, fomenta el reciclaje de las botellas de plástico.

Localización

Avda. Tres de Mayo, 40 2º
38005 Santa Cruz de Tenerife

Cómo llegar en guagua: líneas urbanas 232, 233, 238, 905, 920, 921, 934, 937

Contacte con nosotros

Contacte y resuelva sus dudas

  • Teléfono: 922 224 849