Santa Cruz Limpia

El Blog de Santa Cruz Limpia

28 Octubre 2019

Grundig ha empezado una nueva estrategia para fabricar productos electrónicos sostenibles basada en las tres erres, Reducción, Reutilización y Reciclaje, que incluye el uso de materiales reciclados en sus electrodomésticos. Se trata de una nueva campaña de concienciación por el reciclaje con la que la marca de electrodomésticos premiará a los consumidores que entreguen a Grundig sus residuos de productos electrónicos.


Actualmente las lavadoras y hornos de Grundig ya cuentan con materiales reciclados dentro del propio diseño. En el caso de las lavadoras se están utilizando plástico de botellas para la cuba o tambor, y en los hornos se reutilizan redes de pesca para obtener nailon.

Además, en la tecnología empleada, todos los productos Grundig cuentan con la garantía de eficiencia energética e incorporan "tecnologías únicas" como la denominada autodosificación (Autodose) que se aplica a lavadoras y lavavajillas, la cual permite que sea el aparato el que seleccione el programa más eficiente y que suponga un menor consumo de agua y electricidad de acuerdo con unos determinados criterios como la carga.

Más de 40 millones de toneladas de residuos electrónicos se desechan al año a nivel global, lo que está provocando que los materiales para construir productos electrónicos estén llegando a sus límites de crecimiento. Para paliar este asunto, resulta recomendable que los fabricantes de electrodomésticos creen productos que cumplan con los criterios de eficiencia energética con el fin de que emitan menos productos contaminantes a la atmósfera.

Y, además, que sus materiales cumplan con las tres erres, en el sentido de que los electrodomésticos tengan una mayor duración, sean reparables, puedan ser reutilizados y que, también, se puedan reciclar para volver a usar sus materiales en un futuro.

En relación con este cometido sostenible de la marca, Grundig ha anunciado el lanzamiento de una campaña que pretende involucrar al consumidor concienciándole sobre el reciclaje de productos electrónicos y ofreciendo premios a través de concursos y sistemas similares a toda aquella persona que les entregue los residuos de sus productos.

21 Octubre 2019

Un filtro de agua portátil en forma de lata de refresco, con capacidad de filtración de hasta 300 litros de agua al instante, sin instalación ni necesidad de cartuchos de recambio, es el resultado de tres años de investigación de Dropson, una empresa compuesta por un equipo hispano-francés con más de 15 años de experiencia en la industria del tratamiento de agua de última generación.


De este modo, el filtro de agua Dropson es capaz de ofrecer agua de gran calidad gustativa, ideal para beber, hidratarse o cocinar, de una forma sencilla y cómoda de usar, puesto que sólo se necesita retirar las tapas, desechar la anilla de seguridad e insertar la lata en el grifo. Una vez filtrada el agua deseada, se colocan de nuevo las tapas protectoras y se guarda en la nevera.

La lata Dropson se adapta a casi todo tipo de grifos estándar, gracias al adaptador que incluye, y tiene una durabilidad estimada de tres meses, dependiendo del consumo de agua de cada hogar.

Este invento, cuya fabricación se realiza íntegramente en España, emplea tecnología filtrante de origen 100% natural con biomateriales. Está compuesta por una membrana micrométrica a base de microfibras de origen vegetal, carbón activado micronizado y elementos bacteriostáticos naturales y sin químicos. Al ritmo de un litro por minuto, transforma el agua del grifo en un agua de mesa de gran calidad, respetando la mineralización necesaria para una adecuada hidratación.

Esta innovación de tan sólo 85 gramos, tiene la capacidad de reemplazar el contenido correspondiente a 200 botellas de 1,5 litros de agua, 7 kilos de residuos plásticos y reducir en hasta un 99,98% las emisiones de CO2 de su transporte.

La lata filtrante reduce y evita el consumo de agua de mesa en envases de un solo uso convirtiéndose en una alternativa sostenible que ayuda a disminuir el impacto de los residuos plásticos en el ecosistema. Además, su precio económico y su alta capacidad de filtración hacen que cada vez tenga más éxito entre los usuarios.

El filtro Dropson es portátil, ideal para llevárselo de vacaciones o a una segunda residencia, desechable y 100% reciclable. En España ya está disponible en más de 200 puntos de venta repartidos por todo el territorio y a través de diversas plataformas de venta online.

Por si todo esto fuera poco, Dropson ha desarrollado Dropson Control, la aplicación móvil gratuita para Iphone y Android con la que se puede controlar el tiempo de uso de la lata filtrante. Esta app con indicador de tiempo permite calcular la vida útil y el límite estimado de la capacidad del filtro avisando cuando sea el momento de sustituirla por una nueva.

17 Octubre 2019

Un equipo de investigadores de la Universidad Tecnológica de Chalmers, en Suecia, y del Instituto Nacional de Química de Eslovenia han desarrollado una nueva batería de aluminio cuya principal característica es la posibilidad de llegar a duplicar la autonomía de las actuales fabricadas con litio.


La batería desarrollada utiliza un ánodo de aluminio y un cátodo de un material orgánico a base de antraquinona, un compuesto orgánico derivado del antraceno. El material del cátodo orgánico permite el almacenamiento eficiente de los portadores de carga positiva de un electrolito a base de aluminio y cloro, la solución en la que los iones pueden moverse entre los electrodos.

Dichos componentes hacen que esta nueva batería tenga otras muchas ventajas como un coste de producción mucho menor y la reducción del impacto medioambiental en su fabricación.

Los diseños anteriores para baterías de aluminio han utilizado el aluminio como ánodo (electrodo negativo) y el grafito como cátodo (electrodo positivo). Pero el grafito proporciona un contenido energético demasiado bajo para crear celdas de batería con un rendimiento suficiente para ser útil.

Igual que sucede con las actuales, las baterías de aluminio se podrán emplear para todo tipo de usos como pueden ser el industrial, almacenamiento de energía o para energías renovables

Aluminio-aire

Por otra parte, un equipo de investigadores coreanos ha desarrollado una nueva batería para vehículos eléctricos, con tecnología de aluminio-aire, muy eficiente energéticamente, que es capaz de ofrecer una autonomía de 700 kilómetros con un solo kilogramo de aluminio. No se trata de una batería recargable, sino de una pila primaria en la que se reemplaza el aluminio para recuperar toda su capacidad energética.

La batería de flujo de aluminio-aire ha sido desarrollada por los investigadores del Instituto de Ciencia y Tecnología de Ulsan (UNIST), dirigidos por el profesor Cho Jae-pil del Departamento de Ingeniería de Energía e Ingeniería Química. La posibilidad de reemplazar la batería disminuye considerablemente los tiempos de carga. Además es más liviana y eficiente que las baterías de litio actuales y reduce de forma significativa el riesgo de explosión.

Otra iniciativa en esta línea es la de la compañía japonesa Fuji Pigment que ha desarrollado un nuevo tipo de batería de aluminio-aire llamado ALFA cuya principal novedad es que se puede recargar simplemente rellenándola con agua salada o incluso agua normal, lo que recuerda a las baterías Phinergy y representa otro avance prometedor en materia de acumulación energética a bajo coste y con el menor impacto medioambiental posible.

15 Octubre 2019

Uno de los principales problemas que afectan al medio ambiente en la actualidad es la acumulación de basura elaborada con plásticos derivados del petróleo (PET) que se generan a nivel mundial. Solo en EEUU se usan 50 mil millones de botellas de plástico al año y se reciclan únicamente el 23% de ellas. Además, este producto puede tardar más de mil años en degradarse lo que supone un gran perjuicio para el medio ambiente.


Ante este problema, tres jóvenes emprendedores, el español Rodrigo García González y los franceses Guillaume Couche y Pierre Paslier, han creado Ooho! el agua que se come, a través del Skipping Rocks Lab, un laboratorio londinense que trabaja para crear envoltorios sostenibles a partir de materias naturales extraídas de plantas.

Ooho! es un producto que cuenta con un revolucionario envase elaborado a partir de algas y cloruro cálcico que encapsula el agua bajo una membrana igual que lo hace la fruta o las propias células de nuestro cuerpo. El envase puede ingerirse después de haber extraído el agua o tirarse ya que, por su composición, es totalmente biodegradable y solo tarda entre cuatro y seis semanas en desaparecer.

Para producir Ooho! se consume cinco veces menos CO2 y nueve veces menos energía que para fabricar botellas de agua. También es más barato puesto que el 90% del coste de una botella de agua es el propio envase de plástico. Tanto es así que obtener una unidad de 250 ml de Ooho! cuesta dos céntimos de euro.

Las esferas que contienen el agua se crean gracias a la esferificación, una técnica que encapsula líquidos en un envoltorio de textura gelatinosa que surgió en los años 50, pero no fue hasta principios de este siglo cuando se aplicó a la gastronomía gracias al cocinero español Ferrán Adriá y su equipo del El Bulli.

La intención del proyecto es reducir al máximo el uso del plástico y, para ello, sus inventores planean desarrollar nuevos productos, utilizando la misma fórmula biodegradable de la membrana, que contengan otros tipos de líquidos como bebidas con gas o alcohol.

Además ya se están desarrollando membranas más duras y gruesas para poder distribuir paquetes de agua de mayor tamaño y una doble membrana para poder introducir entre ambas una etiqueta que facilite su comercialización.

07 Octubre 2019

En Europa existen más de ocho millones de toneladas de papel y cartón recuperado dispuesto a ser reciclado, principalmente debido a la falta de demanda y a la prohibición de China para importar residuos. De esta cantidad, en España la cifra alcanza las 250.000 toneladas de papel y cartón que esperan a ser incorporadas a un proceso que puede ser repetido hasta seis veces.


En este sentido, los Premios Europeos de Reciclaje de Papel (European Paper Recycling Awards) distinguen, cada dos años, proyectos, iniciativas o campañas europeas que cambian la forma en que se recicla el papel en Europa y ayudan a alcanzar el ambicioso objetivo europeo de una tasa de reciclaje de papel del 74% para 2020.

Los Premios Europeos de Reciclaje de Papel están organizados por el Consejo Europeo de Reciclaje de Papel (EPRC), que abarca toda la cadena de valor del reciclaje de este material en toda Europa. El EPRC se creó como una iniciativa propia de la industria en noviembre de 2000 para monitorizar el progreso hacia el cumplimiento de los objetivos establecidos en la Declaración Europea de 2000 sobre el reciclaje de papel.

Este certamen bianual está abierto a la participación de todas las entidades con sede en Europa, incluidas escuelas, universidades, ONG, autoridades nacionales y regionales, empresas y asociaciones. Se han establecido dos categorías de premios: Información y Educación, y Tecnologías innovadoras e I + D.

Los proyectos, iniciativas o campañas elegibles se evaluarán con base a criterios de relevancia y originalidad, logros, posibilidad de reproducir el proyecto y rentabilidad.

La fecha límite de presentación de solicitudes para participar en esta séptima edición concluye el viernes 22 de noviembre de 2019.

La ceremonia de entrega de premios tendrá lugar en febrero de 2020 en el Parlamento Europeo situado en la ciudad de Bruselas, un encuentro que será organizado por Jytte Guteland, política sueca y miembro de la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria del Parlamento Europeo.

Para obtener más información sobre estos premios se puede enviar correo electrónico a: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..">Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..

02 Octubre 2019

Las nuevas reglas aprobadas por la Comisión de Agricultura del Parlamento Europeo en materia de normativa ecológica permitirán dotar al consumidor de mayor confianza en los productos ecológicos, apoyar a los agricultores que practican este tipo de agricultura y beneficiar al potencial crecimiento del sector agroecológico.


El sector agroecológico ha crecido en la Unión Europea un 125% en los últimos 10 años y, cada año, aumentan aproximadamente 400.000 nuevas hectáreas de suelo ecológico. Es por eso que con esta nueva normativa de agricultura ecológica se pretende actualizar y homogeneizar las normas actuales, muchas de ellas aprobadas hace más de 20 años, para reflejar los grandes cambios que han tenido lugar en el sector ecológico en los últimos años.

La nueva normativa de agricultura ecológica, más sencilla y armonizada que la anterior, entrará en vigor el 1 de Enero de 2021, con lo que los productores ecológicos tienen hasta esa fecha para adaptarse a la nueva legislación.

Las siete principales novedades que traerá la nueva normativa de agricultura ecológica son las siguientes:

1. Se reducirá la burocracia tanto para los agricultores como para las administraciones nacionales. De este modo, se realizarán controles estrictos a todos los operadores una vez al año o cada dos años en los casos en los que los productores tengan un historial impecable en los últimos tres años.

2. Los agricultores estarán obligados a aplicar medidas de precaución para evitar la contaminación accidental con pesticidas, plaguicidas u otros productos fitosanitarios, utilizados en cultivos convencionales próximos a los cultivos ecológicos. En los casos en los que se tenga la sospecha de la presencia de un pesticida o fertilizante no autorizado el producto no llevará el certificado ecológico si tras una investigación de las autoridades nacionales se verifica que la contaminación fue deliberada y el agricultor no tomó las medidas de precaución establecidas.

3. Los controles de importación serán más estrictos, ya que los productos ecológicos de países terceros deberán cumplir las mismas normas exigidas a los productores de la Unión Europea. Actualmente las importaciones deben cumplir reglas de equivalencia que exigen a esos países no pertenecientes a la Unión Europea a cumplir normas similares pero no idénticas. Las actuales 64 "normas de equivalencia" se eliminarán gradualmente en cinco años. Se crearán por tanto unas condiciones de competencia equitativas para todos los productores ecológicos y se garantizará a los consumidores que los productos ecológicos, producidos dentro o fuera de la Unión Europea, cumplen con las mismas normas de calidad.

4. Aumentará el suministro de semillas y animales ecológicos. Se elaborará una base de datos con la oferta de semillas y animales orgánicos que permitirá un aumento en los suministros para los agricultores ecológicos. Las excepciones que permiten el uso de semillas y animales convencionales en producción ecológica expirarían en el año 2035. Esta fecha podría modificarse en función de la disponibilidad de semillas y animales orgánicos. El objetivo de la creación de esta base de datos es facilitar a los agricultores ecológico la adquisición de estas semillas.

5. Los pequeños agricultores podrán optar por la certificación ecológica grupal. Este cambio facilitará su incorporación al régimen de producción agroecológica y reducirá los costes de certificación.

6. En el caso de las explotaciones mixtas se permitirá la producción simultanea de alimentos convencionales y ecológicos, pero con la condición de que ambas producciones estén claramente separadas.

7. Los agricultores ecológicos tendrán acceso a un nuevo mercado de semillas ecológicas y otros materiales de reproducción vegetal que mejorará la biodiversidad, la sostenibilidad de los cultivos e impulsará la innovación.

Localización

Avda. Tres de Mayo, 40 2º
38005 Santa Cruz de Tenerife

Cómo llegar en guagua: líneas urbanas 232, 233, 238, 905, 920, 921, 934, 937

Contacte con nosotros

Contacte y resuelva sus dudas

  • Teléfono: 922 224 849