Santa Cruz Limpia

Noticias

Más de 400 calles de Santa Cruz se beneficiaron durante 2013 de alguno de los 84 barridos y baldeos extraordinarios

131230-baldeosEl Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife refuerza semanalmente su tarea habitual de limpieza de las vías y espacios públicos con las actuaciones correspondientes al Plan Integral de Limpieza. Durante el año que acaba, hasta en 84 ocasiones actuó un operativo especial de la empresa Urbaser para mejorar el estado de higiene de unas 425 calles. Los cinco distritos del municipio se vieron beneficiados de una actuación en la que una media de 12 operarios emplean unos 50 mil litros de agua (procedente de la red municipal de depuración) en cada operativo.

Con este volumen enorme se limpian, mediante baldeo mecánico y mixto, calzadas y aceras donde se acumulan tanto los residuos orgánicos (hojas caídas al suelo o tierra arrastrada por viento o lluvia) como desechos no vertidos en papeleras o restos de aceite de vehículos. Un barrido previo para retirar los materiales más voluminosos (manual, aunque apoyado por un vehículo aspirador específico) antecede al trabajo del hidrolimpiador de agua caliente, que se surte de una camión cisterna de 10 mil litros de capacidad. Disolventes y detergentes ayudan a la eliminación de grasa en las aceras y el viario.

Prácticamente cada miércoles y jueves del año, el Ayuntamiento de Santa Cruz ha activado este dispositivo especial de limpieza, "que complementa el trabajo programado a diario", precisa el concejal de Servicios Públicos de la capital, Dámaso Arteaga. En el mismo sentido, recuerda el edil que el nacimiento del Plan Integral de Limpieza responde "a la necesidad de complementar los servicios ordinarios habituales, sin coste económico adicional ni menoscabo de otros trabajos, sobre todo en aquellas calles que más soportan un número elevado de peatones".

El operativo semanal extraordinario de limpieza —que se traslada a martes o viernes si coincide con un día festivo— actúa por término medio, durante seis horas desde las siete de la mañana, en unas cinco calles, aunque en algunas, por su longitud, se trabaja en dos sesiones distintas. La limpieza especial no olvida pasajes y vías peatonales, en los que también se ataca la suciedad acumulada.

Para lograr un resultado óptimo, la Policía Local apoya la labor de los servicios municipales regulando el tráfico de vehículos para facilitar la tarea de los operarios y sus medios móviles. No obstante, se solicita que desde la noche anterior la zona quede libre de vehículos estacionados. Para que esto sea posible, se comunica a todos los vecinos el ámbito concreto de actuación, con las fechas y el horario de realización.

Recogida de enseres

El zafarrancho se completa en casa caso con la recogida de enseres y electrodomésticos usados previamente depositados junto a los contenedores de fracción resto por los vecinos. Este es un servicio que presta al Ayuntamiento sin coste alguno para quienes necesitan desprenderse de este tipo de objetos. Aunque antes de cada actuación se avisa en la zona afectada, el servicio se activa a partir de cualquier solicitud cursada llamando al teléfono 922 224 849.

Este número sirve también como canal de atención ciudadana para resolver dudas sobre el contenedor adecuado para cada residuo doméstico generado o para trasladar quejas, denuncias o sugerencias sobre el Servicio de Limpieza Viaria y Recogida de Residuos Urbanos. Santa Cruz de Tenerife también cuenta desde el año pasado con una página web (www.santacruzlimpia.es) y con perfiles específicos en redes sociales a través de los cuales también interactúa con sus vecinos con un tiempo de respuesta nunca superior a las 24 horas.

Limpieza de contenedores

Por el grado de complejidad organizativa, el Plan Integral de Limpieza es una más de las acciones más visibles para el vecino de Santa Cruz, aunque no la única. Hay otra, mucho más frecuente e igual de llamativa, que se repite nada menos que 140 mil veces al año. Es la limpieza de cada uno de los siete mil contenedores de fracción resto, papel cartón o envases ligeros instalados en la ciudad, para garantizar la salubridad e higiene adecuadas.

Los contenedores de la fracción resto (grises con tapa marrón) se lavan dos veces al mes por su alta frecuencia de uso y la naturaleza de los materiales que acoge. Por su parte, los contenedores en los que se vierten desechos de papel-cartón (azules o grises con tapa azul) y envases ligeros (amarillos o grises con tapa amarilla), precisan una rotación menor. Tres veces por año los primeros y ocho veces los segundos.

La puesta a punto de estos receptáculos varía según su tipología. Así, con los contenedores de carga trasera y lateral se actúa mediante el empleo de vehículos denominados lavacontenedores. Este método no se usa con los contenedores de carga superior, también llamados iglús, que se limpian con hidrolimpiadores. Mientras, para limpiar los contenedores soterrados se recurre a un sistema mixto de aspiración-impulsión. Todos estos sistemas de limpieza están dotados de mecanismos de reducción de ruidos y de emisiones de gases. En todos se usan productos desengrasantes y odorizantes, además de bactericidas y funguicidas, para lograr la desinfección de todos los recipientes.
Asimismo, y cuando es necesario, los operarios de Urbaser efectúan un cepillado y desincrustado manual de la suciedad con útiles y productos no abrasivos. Este tipo de limpieza suele aplicarse a los contenedores de carga trasera, manipulados constantemente por los usuarios y por ello más proclives a acumular suciedad.

Hábitos adecuados

Realizar un uso adecuado de los contenedores alarga su vida útil y ayuda a mantener más limpia la ciudad. Así, es fundamental que cada vecino cumpla con una serie de hábitos entre los que son los más importantes separar en su vivienda los residuos para que cada uno acabe en uno de los seis tipos dispuestos en la calle (fracción resto, envases ligeros, papel-cartón, vidrio, aceite de cocina usado y ropa usada), así como cuidarse de tirar la basura dentro de bolsas bien cerrada. Y que en ningún caso se viertan líquidos a un contenedor, excepto cuando nos desprendamos del aceite usado para alimentación.

Es igual de importante que ante una duda sobre dónde depositar un residuo nos informemos primero (922 224 849 o www.santacruzlimpia.es) y que recordemos que ciertos desechos especialmente peligrosos o nocivos (medicamentos caducados, radiografías, pilas, baterías, pinturas y disolventes...) tienen un destino final distinto al de los contenedores que usamos con más frecuencia. Así, el Cabildo de Tenerife tiene habilitada una red de puntos limpios (900 305 000) o en cada farmacia existe un punto Sigre de recogida de restos de medicamentos, entre otras opciones alternativas. Una simple llamada o una visita a Internet ocupan poco tiempo y nos sacarán de dudas.

  • 130102-NOCHEVIEJA
  • 130103-BALANCE

Localización

Avda. Tres de Mayo, 40 2º
38005 Santa Cruz de Tenerife

Cómo llegar en guagua: líneas urbanas 232, 233, 238, 905, 920, 921, 934, 937

Contacte con nosotros

Contacte y resuelva sus dudas

  • Teléfono: 922 224 849