Santa Cruz Limpia

El Blog de Santa Cruz Limpia

Las botellas de plástico están fabricadas principalmente con PET (Tereftalato de polietileno), un plástico derivado del petróleo que no es biodegradable. La degradación del PET en la naturaleza ocurre principalmente mediante la acción de los rayos del sol y es un proceso tan lento que una botella de plástico tarda en descomponerse una media de 450 años. Sin embargo, se trata de un producto muy fácil de reciclar que suele tratarse en plantas de transformación para elaborar nuevas botellas y otros objetos plásticos.


Por otra parte, desde el punto de vista del reciclaje creativo, las botellas de plástico constituyen un verdadero filón a la hora de imaginar otros posibles usos. Uno de estas posibles utilidades es la elaboración de sencillos sistemas de riego por goteo para las plantas, un método que permite que el agua se filtre lenta y directamente hacia las raíces de las plantas, sin que se sufran las pérdidas de agua que normalmente se producen con los métodos de riego estándar.

De este modo, el riego por goteo permite que exista un suministro constante de agua hacia las plantas durante un periodo de tiempo determinado, lo que permite despreocuparse por el hecho de regresar de vacaciones y encontrarnos con las plantas secas o marchitas. Además, con la realización de estos sistemas de irrigación también se contribuye al cuidado del medio ambiente, mediante el reciclaje de los materiales utilizados así como al ahorro de agua ya que de, este modo, la planta solo consume la cantidad que necesita y, a la vez, se evita el gasto excesivo de ese bien tan preciado.

El proceso de construcción en muy sencillo. Se parte de una botella de plástico de un litro y medio o dos litros, dependiendo del tiempo que queramos tener el sistema en funcionamiento. A continuación se quita la tapa y se perforan con un clavo o un taladro uno o varios orificios. La cantidad de orificios que se realicen en la tapa determinará la velocidad con la que fluya el agua, de modo que a más orificios, el agua goteará más rápido. El tamaño del orificio también contribuirá a la velocidad de flujo del agua: un orificio más pequeño permitirá que el agua gotee lentamente, mientras que los orificios más grandes harán que el agua se termine rápidamente.

El siguiente paso es hacer un orificio cerca de la planta o del grupo de plantas, que debe ser lo suficientemente profundo como para enterrar la boca de la botella y que ésta se mantenga llena de agua en posición vertical. Solo queda asegurar la botella en su lugar presionando la tierra a su alrededor y dejar que el sistema y la gravedad hagan su trabajo. Estos sistemas de irrigación también pueden colocarse de forma aérea, con solo situar la botella por encima de la planta que se quieran mantener con un flujo contante de agua.

Publicado en Consejos

El plástico es uno de los materiales que más tardan en degradarse. Una botella necesitará una media de 450 años para desintegrarse por completo. Además es un proceso lento, ya que muchas de ellas, y otros objetos de su misma naturaleza, quedan enterrados, lo que impide que la luz solar incida sobre ellos. Si esto ocurre, el tiempo de descomposición podría aumentar hasta los mill años.

Ante esta realidad, el ingeniero saharaui Tateh Lehbib Breica, ha decidido utilizar este recurso como uno de los principales a la hora de elaborar nuevos tipos de edificaciones en el desierto, según publica el periódico La Opinión de Tenerife. Para ello, rellena las botellas con arena y las dispone elaborando una gran pared circular, anclándolas entre sí con cemento.

Como explica el propio ingeniero, las botellas son empleadas a modo de ladrillos, dando como resultado una vivienda más resistente y con mayor capacidad de aislamiento que las tradicionales elaboradas con adobe. Asimismo, asegura que su estructura tenga carácter circular para que exista poca oposición al viento y, por tanto, resista de mejor manera a las fuertes tormentas que sufren en los campamentos de Tinduf (Argelia), lugar donde nació y creció Lehbib.

La construcción de casas a partir de este material supone un beneficio medioambiental, ya que se recicla un material complicado de reutilizar en lugares como el Sáhara, sin grandes infraestructuras que lo permitan. Además, mejora la calidad de vida de los refugiados, puesto que al ser un buen aislante permite evitar los momentos de sofoco en las principales horas del día y un ahorro directo en el consumo de agua para la hidratación.

Esta magnífica idea ya ha sido respaldada por la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), que ha encargado a Tateh Lehbib Breica la construcción de 25 casas en cinco campamentos: Auserd, Bojador, Dajla, Smara y El Aaiún.

El bullicio en calles y centros comerciales nos anuncia que se acerca el día de Reyes. Miles de personas buscan el detalle perfecto para ese familiar o amigo y actuar como los pajes perfectos no resulta tarea sencilla en esta época del año. Los días previos a la llegada de Melchor, Gaspar y Baltasar la prisa se apodera de los más rezagados y el consumo de papel de regalo se dispara.

El 6 de enero las casas se llenan de ilusión y magia, pero también de este material típico de las Navidades. Por este motivo, y si le ha sido imposible reducir su uso, no olvide depositar los restos de este material en el contenedor azul destinado a papel y cartón. Sin embargo, si desea evitar su utilización indiscriminada y prefiere elaborar regalos personalizados, a continuación le damos cinco ideas para empaquetar de manera original y sostenible.

- Papel reciclado. La utilización de papel de regalo reciclado es una buena opción para envolver sus presentes. Podrá encontrar este material en cualquier papelería y, pese a que su precio es ligeramente superior al original, seguirá siendo una forma económica y sencilla de envolver sus regalos.

- Papel de periódico. Si es una persona creativa, esta es una idea perfecta de dejar volar su imaginación. Las tonalidades neutras del papel de periódico le permitirán añadir complementos decorativos como cintas de badana, palitos de madera u hojas secas que ayudarán a darle un toque de color al empaquetado.

- Retales de tela. Si es usted un manitas, le gusta hacer manualidades o elementos decorativos, seguro que tendrá en su hogar retales de tela que le hayan sobrado de alguna cortina o mantel. Utilícelos para envolver sus paquetes, la flexibilidad del material será perfecta para que experimente elaborando formas imposibles.

- Envases cilíndricos de cartón. Dar un segundo usoa los canutos de papel higiénico o de cocina que tiene en su casale resultará tarea fácil si desea envolver sus paquetes con ellos. Si su presente es de tamaño reducido esta es su forma idónea para envolverlo. Decore y pinte de los colores que desee el cilindro, introduzca el objeto en el interior y pliegue los laterales. Por último, añada alguna cinta de tela para evitar que se abra y tendrá un paquete original y divertido para sorprender a sus seres queridos.

Calendarios o mapas. ¿No sabe que hacer con el calendario del año pasado o con esa antigua guía de carreteras que ya no tiene vigencia? Utilice sus páginas para envolver sus regalos. Sin duda sus paquetes serán los más divertidos del día.

Publicado en Consejos

Según la Organización Mundial de la Salud, más de 314 millones de personas sufren diferentes niveles de discapacidad visual y una cuarta parte de la población del planeta podría mejorar esta deficiencia con el uso de gafas de vista. Estas se postulan como un recurso indispensable en la vida cotidiana de muchas personas y, la variedad de elementos que intervienen en su fabricación podría crear dudas a la hora de deshacerse de ellas.

Con la llegada de las Navidades, muchos son los que, a Papá Noel o a los Reyes Magos han pedido unas gafas de vista o del sol nuevas, ya sea porque se han roto o porque ya no se ajustan a sus necesidades. Si se pregunta qué hacer con sus gafas antiguas, a continuación, le damos algunas ideas.

1. Recíclelas. Si las gafas se han roto completamente o simplemente no es usted un manitas, la mejor opción es reciclarlas. Retire el cristal de las monturas y deposítelo en el contenedor de vidrio. Si la montura es de plástico podrá colocarla en el contenedor de vidrio reservado para  este material. Sin embargo, si su material principal es la madera deberá depositarlas en el contenedor de fracción de resto.

2. Dónelas. En numerosas ocasiones se cambia de gafas porque ya no están de moda, se han rallado un poco los cristales por el uso o han aumentado sus dioptrías y ya no le son útiles. Si alguno de estos es su caso, la opción ideal sería donarlas. Existen numerosas organizaciones sin ánimo de lucro que se dedican a recogerlas y entregarlas a otras personas que puedan necesitarlas. También existen algunas ópticas que se encargan de la recogida de estos objetos para darles una segunda vida.

3. Realice manualidades con ellas. Si sus gafas son de mala calidad o no desea desprenderse del todo, la solución es realizar manualidades. En primer lugar, puede personalizarlas, añadirle algunos elementos decorativos y convertirlas en una pieza única para completar, por ejemplo un disfraz. En segundo lugar, puede disponerlas en forma circular, pegarlas entre ellas y que actúen como tulipa de una lámpara de techo. Por último, también puede elaborar complementos como collares o llaveros. A la hora de reciclar o dar un segundo uso a sus gafas el único límite es la imaginación.

Publicado en Consejos
Página 1 de 2

Localización

Avda. Tres de Mayo, 40 2º
38005 Santa Cruz de Tenerife

Cómo llegar en guagua: líneas urbanas 232, 233, 238, 905, 920, 921, 934, 937

Contacte con nosotros

Contacte y resuelva sus dudas

  • Teléfono: 922 224 849