Santa Cruz Limpia

El Blog de Santa Cruz Limpia

Miércoles, 20 Abril 2016 13:45

El bioplástico, una alternativa real

¿Es posible vivir sin plástico? La respuesta categórica es no. En la actualidad, utilizamos este material en cualquier situación en nuestro día a día y muchos utensilios que manejamos de manera corriente están diseñados para ser producidos con él. Sin embargo, el fin de su utilidad no se corresponde con el fin real del material, pues se estipula que este tarda en degradarse entre 100 y 1.000 años. Así, se postula como uno de los materiales de descomposición más lenta que existe.

Se estipula que cada año se emplean aproximadamente 1,6 millones de barriles de petróleo sólo para a producción de botellas de plástico. Este dato es alarmante, pues el petróleo es un bien escaso y la excesiva utilización que se está dando hoy en día no asegura su abastecimiento dentro de algunas décadas.

Por estos motivos, la investigación para crear un material sustitutivo para algunos objetos se ha incrementado en los últimos años llegando a la creación del bioplástico. Este es un material formado por polímeros derivados de recursos vegetales y renovables como residuos agrícolas (soja, maíz, papas), lo que permite que hongos y bacterias puedan descomponerlo de manera mucho más rápida que el plástico.

Algunas de sus principales ventajas son que disminuyen la contaminación del medio ambiente, no necesita el petróleo para su fabricación y que su producción requiere menos energía y genera menos emisiones. Sin embargo, el coste de su fabricación es cuatro veces superior al plástico y no se puede utilizar para la construcción de productos de larga duración.

No obstante, se continúan haciendo avances en este sentido, pues hace pocas semanas Ari Jónsson, un estudiante de diseño islandés, creó una botella biodegradable cuyo componente principal son las algas. Su revolucionario diseño asegura la forma de la botella mientras contiene el líquido en su interior. Una vez vacía va perdiendo su volumen y comienza así su proceso de descomposición.

Este descubrimiento se postula solo como una de las numerosas alternativas en las que se está trabajando en la actualidad, pues aún parece quedar mucho para deshacernos de las desventajas del plástico por completo.

Publicado en Consejos
Los plásticos juegan un papel importante en casi todos los aspectos de nuestras vidas y se utilizan para la fabricación de productos de uso cotidiano, tales como envases de bebidas, juguetes y muebles. El uso generalizado de este material exige una buena gestión de vida del producto hasta su fin. Actualmente los plásticos representan más del 12 % de la cantidad de residuos sólidos urbanos, un aumento espectacular desde 1960, fecha en la que representaban menos del 1% del flujo de residuos.
 
La categoría más amplia de plásticos no sólo se encuentra en envases y embalajes, por ejemplo, botellas de refrescos, tapas, botellas de champú, sino que también se encuentran en los bienes duraderos como electrodomésticos, muebles, y no duraderos, caso de pañales, bolsas de basura, vasos, utensilios, dispositivos médicos, etc.
 
Los plásticos suponen una grave amenaza para el medio ambiente por dos motivos principales: su utilización masiva en todo tipo de productos y su lenta degradación. Las botellas de plástico son, después de las de vidrio, las que más tiempo tardan en degradarse llegando a 100 o 1.000 años, dependiendo del tamaño y el tipo de plástico.
 
Los plásticos más comunes que se reciclan son el PVC y el PET, siendo el primero mucho más contaminante para el medio ambiente, y hay algunos que no son recuperables como la bakelita y el poliestireno cristal.
 
El proceso de reciclaje del plástico pasa por varias fases. En primer lugar se recolecta en industrias y en los más de 360.000 contenedores amarillos existentes en el país. Posteriormente se limpian con productos químicos y se seleccionan por tipo de plástico en las 96 plantas dedicadas a este fin en España, donde se dividen en cuatro categorías: botellas de agua y refrescos; envases de detergentes; bolsas y yogures; bandejas y tarrinas. Y, por último, se funden para obtener nueva materia prima, que puede moldearse de nuevo.
 
La mayor parte del material reciclado se destina a la fabricación de láminas y bolsas (27,80%), tuberías (21,89%), piezas industriales (18,17%), bolsas de basura (16,3%), productos como perchas, calzado y mobiliario urbano (11,86%), botellas y bidones (2,24%), entre otros.
 
Con el reciclaje del plástico conseguimos reducir sensiblemente la cantidad de residuos provocados por botellas, bolsas de plástico o envases de los vertederos. Precisamente, en la actualidad existe una gran concienciación con las bolsas de plástico tradicionales, que se están sustituyendo en las grandes superficies comerciales y en tiendas por otras reciclables o bien por alternativas duraderas como las bolsas de rafia. Estas bolsas están creadas con polímeros biodegradables, entre los que encontramos polímeros extraídos de la biomasa, los polímeros producidos por síntesis química con agentes biológicos de fuentes renovables, y los polímeros de microorganismos, que se pueden desechar como materia orgánica y se descomponen con gran facilidad. 
 
Como conclusión, el reciclaje de los plásticos es fundamental para contribuir a la conservación del medio ambiente y todos tenemos en nuestra mano la posibilidad de hacerlo, convirtiéndolo en un hábito para ayudar entre todos a cuidar el planeta.

El Parlamento Europeo aprobó el pasado martes, 28 de abril, la nueva normativa que intentará reducir el uso de bolsas de plástico en los 28 Estados miembros. No las prohibirá, pero sí impondrá la obligación de que el consumo per cápita de bolsas de plástico ligeras se reduzca en un 50% de aquí al 2019, para pasar de una media de 198 a 90 bolsas, y en un 80 % para el 2025, de tal modo que cada ciudadano solo utilice un máximo de 40 bolsas al año.

Publicado en Separación Selectiva
La tercera teniente de alcalde del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife y presidenta del Organismo Autónomo de Cultura (OAC), Clara Segura, presidió el miércoles 3 de diciembre en el Centro de Arte La Recova la apertura de la exposición ArtBelén 2014 que, como viene siendo habitual desde hace varios años por estas fechas, reúne cuatro grandes belenes artísticos elaborados con materiales reciclados. La nueva edición de esta muestra vuelve a estar ideada y realizada por las doctorandas en escultura Carmen Gloria Martín Afonso y Esther Lidia Rodríguez Suárez. En el acto oficial de apertura también estuvo presente Carmen Martínez, coordinadora de eventos para Canarias de la Asociación de Latas de Bebidas.
 
La exposición cuenta con cuatro representaciones bien diferenciadas en las que se han utilizado 2.500 botellas y garrafas de plástico, 20 kilos de plástico para envolver palets, 400 metros cuadrados de cartón, 300 metros cuadrados de papel de embalar, 500 latas de bebidas, 60 tubos de cartón, 2.500 tapones de corcho y silicona y 200 bolsas plásticas y sacos de rafia. La exposición permanecerá abierta hasta el 5 de enero y se han programado visitas guiadas para alumnos de infantil y primaria que se complementarán con talleres. 
 
En el acto de apertura participaron los coros de los colegios Miguel Pintor e Isabel La Católica, ambos pertenecientes al Plan Municipal de Coros Escolares que desarrolla el OAC, bajo la coordinación de Manoly Triviño y de Miriam Fumero. El coro del primer centro escolar interpretó los temas ‘Haurtxo polita’ (canción de cuna vasca) y ‘Yesu kwetu ni rafiki’ (canción keniata basada en un himno inglés). El segundo coro interpretó los villancicos norteamericanos ‘Away in a manager’ y ‘Sing Noel Noel’.
 
Los cuatro belenes de grandes dimensiones que se podrán contemplar llevan por título ‘Belén de hielo’, ‘Ciudad de Belén’, ‘Calendario de adviento’ y ‘Mañana de Reyes’. ‘Belén de hielo’ es un nacimiento a gran escala compuesto por las representaciones tradicionales, todas ellas realizadas con botellas plásticas y plástico para envolver palets, confiriéndoles así un aspecto de figuras de hielo. ‘Ciudad de Belén’ recreará un pueblo de casas entremezcladas, realizadas con cartón, entre las que se pueden descubrir los personajes del nacimiento elaborados con latas de bebidas.
 
Por su parte, ‘Calendario de adviento’ incluye muchos símbolos muy representativos de la Navidad. Tal y como se van abriendo las ventanas en un calendario de adviento hasta llegar a la fecha del 24 de diciembre, en este Belén se reproducen campanas, copos de nieve o flores de pascua, hasta llegar al tradicional nacimiento del día de Nochebuena. Las ventanas se han elaborado con cartón y todos los motivos interiores con variedad de materiales según su mejor adaptación.
 
'Mañana de Reyes’ representa la sorpresa de descubrir los regalos y juguetes debajo del árbol en la mañana del 6 de enero. Para ello se han utilizado bolsas de plástico, sacos de rafia, cartón y latas de bebidas.
 
Los talleres especialmente diseñados para escolares, que se desarrollarán contando con el patrocinio de la Asociación de Latas de Bebidas, se desarrollarán de 9:30 a 12:30 horas, de lunes a viernes, hasta el 17 de diciembre (menos sábados, domingos, festivos y día 9). Cada mañana pasarán por el Centro de Arte La Recova un total de 180 niños y jóvenes, 60 cada hora. En los talleres, denominados ‘Animalatas’, los alumnos aprenderán a hacer figuras de camellos o reyes magos con una lata. 
 
Publicado en Separación Selectiva
Página 1 de 8

Localización

Avda. Tres de Mayo, 40 2º
38005 Santa Cruz de Tenerife

Cómo llegar en guagua: líneas urbanas 232, 233, 238, 905, 920, 921, 934, 937

Contacte con nosotros

Contacte y resuelva sus dudas

  • Teléfono: 922 224 849