Santa Cruz Limpia

El Blog de Santa Cruz Limpia

La planta solar térmica Ivanpah consigue generar hasta 342 megavatios, es decir, la energía suficiente para el abastecer un total de 140.000 viviendas. Situada en el desierto de Mojav, a 100 kilómetros de Las Vegas (EEUU), se convirtió en 2014 en la mayor planta solar térmica del mundo.

Ocupa un total de trece kilómetros cuadrados (casi la mitad de la isla de La Graciosa) y cuenta con más de trescientos mil espejos controlados por tres torres de casi 140 metros de altura. El coste de tal proyecto supuso una inversión de dos mil millones de dólares y requirió los servicios de miles de personas para su construcción. En la actualidad, Ivanpah tiene 85 empleados que se encargan del mantenimiento de la misma.

Con la puesta en marcha de esta planta solar se ha conseguido reducir considerablemente la emisión de toneladas de dióxido de carbono y de otros gases que favorecen la creación del efecto invernadero en la atmósfera.

Sin embargo, Ivanpah pronto dejará de ser la mayor planta solar térmica del mundo, puesto que en Dubai se construye otra que espera generar hasta cinco mil megavatios. La creación contará con cinco grandes instalaciones dentro del parque solar Mohammed Bin Rashid Al Maktoum.

Los constructores esperan tener terminada una primera etapa para finales de 2020. En ese momento la planta será capaz de generar hasta 1.000 megavatios. Sin embargo, no será hasta 2030, año en el que se finalizarán las obras cuando la generación de energía se cuadruplique.

Se estima entonces que se reducirán las emisiones de carbono hasta en 6,5 millones de toneladas anuales y se espera que en 2050 el 75% la energía generada en Dubai sea limpia. Si los plazos y las previsiones terminan por cumplirse, este será un gran avance en el desarrollo de las energías renovables en el planeta.

Actualmente, el 72,5% de los españoles asegura disponer en su hogar de más de un espacio para depositar sus residuos, de los cuales uno de ellos está reservado a los envases domésticos que se destinan al contenedor amarillo, es decir, plásticos, latas y briks. Esta es la principal conclusión del Estudio de Hábitos de Reciclaje de los Españoles elaborado por el Instituto Apolda para Ecoembes, la organización medioambiental sin ánimo de lucro que promueve la sostenibilidad a través del reciclaje de envases domésticos.

Según este informe, los hogares españoles cuentan actualmente con una media de 3,1 cubos, aunque los datos ofrecen diferencias en función del área de residencia y el número de integrantes. Por ejemplo, los espacios destinados al reciclaje tienden a incrementarse en los núcleos urbanos de mayor tamaño, así como en los hogares donde residen dos personas con una cifra de 3,2. Por otra parte se encuentran los municipios de menos de 5.000 habitantes y aquellos domicilios que cuentan con cinco miembros o más en los que la media de depósitos es de 2,9.

El estudio también analiza los hábitos de reciclaje a nivel regional. En este sentido, los hogares de Euskadi, con 3,7; así como Navarra y Catalunya, ambos con 3,5, son los que más espacios habilitan para el reciclaje. Por el contrario, en Galicia (2,6) y Extremadura (2,7) la disposición de cubos es la más baja del país.

Por otro lado, el informe también evalúa los factores que motivan a los ciudadanos a disponer de más espacio en sus hogares para separar correctamente los residuos. El civismo (96,8%), la concienciación ecológica de cara a preservar el planeta para las próximas generaciones (95,7%) y el cuidado del medio ambiente (95,6%) son los principales motivos que les llevan a reciclar.

Estos porcentajes va en línea con los datos obtenidos recientemente por otros estudios en los que se refleja que el 70% de los españoles separa la basura doméstica por tipo de desecho (orgánico, plástico y papel), mientras que el 77% aseguraba reciclar los envases de vidrio y cartón, el papel y las pilas.

En el lado opuesto, entre las razones que se esgrimen para no reciclar, que se recogen en el Estudio de Hábitos, se encuentra la falta de espacio en sus hogares (17,1%) como principal argumento de los ciudadanos a la hora de no contar con más cubos destinados al reciclaje.

Por tipología de envases, el 68,1% de los encuestados asegura tirar siempre las botellas, botes o garrafas de plástico en el contenedor amarillo y el 59,4% los briks. Por el contrario, los tapones de corcho (48,3%) y los aerosoles (26,6%) son los productos que menos se asimilan con el contenedor amarillo y, por tanto, los que menos se reciclan.

El estudio, que se ha realizado a una muestra de más de 5.000 personas repartidas de manera proporcional a nivel regional, confirma el trabajo de concienciación y sensibilización que se viene realizando en España durante las últimas décadas sobre la separación de residuos y la importancia del reciclaje.

El cuidado del medio ambiente a través del reciclaje es una labor que empieza en los propios hogares y que ha permitido, en 2015, reciclar en España 1,3 millones de toneladas de envases domésticos, un 3,3% más que en el año anterior, evitando que terminaran en los vertederos.

Publicado en Separación Selectiva

Viajar es uno de los hobbies y mayores placeres que la vida le ofrece a millones de personas en el mundo. En la era de la comunicación y la globalización donde despegan más de 100.000 vuelos diarios de media, es imposible que no tenga en su casa alguna que otra maleta para meter los enseres necesarios para disfrutar de ese viaje de ocio que lleva planeando desde hace meses o de aquel desplazamiento por motivos laborales.

En los traslados, las maletas sufren numerosos golpes y caídas por lo que resulta normal que se rompan con frecuencia y ya no sepamos qué hacer con ellas. En numerosas ocasiones terminan en algún punto limpio o escondidas en la más remota esquina de un desván. Pero si quiere darles una segunda oportunidad, a continuación se exponen algunas ideas para hacer de las maletas usadas auténticos objetos decorativos que aporten diseño y personalidad a su hogar.

Uno de los recursos más sencillos es utilizarlas como mesas o mesillas de noche. Tan solo necesitará una maleta y cuatro patas largas recicladas de otro mueble. Cuanto más vieja y gastada se encuentre, más personalidad le dará a la estancia de la casa donde desee colocar su nueva creación.

También pueden utilizarse como un recurso creativo para hacer un pequeño sillón a su medida. Para llevar a cabo esta manualidad necesitará una maleta bastante reforzada, cuatro patas preferiblemente de tamaño pequeño y un poco de maña para elaborar los cojines que irán dentro de la misma.

Si está redecorando su baño y quiere darle su toque personal, utilice su maleta como armario o botiquín frente al lavabo. Solo necesita un espejo del tamaño de la maleta y un tirador. Tendrá un lugar perfecto donde guardar sus cremas o medicamentos más utilizados sin necesidad de hacer grandes gastos.

Si va a realizar nuestra última idea, tendrá que salir a su balcón o jardín para poder disfrutar de ella pues e trata de un macetero donde instalar su pequeño huerto particular. Para realizarla se requiere una maleta de plástico o impermeabilizarla si es de cuero o tela, ponerle tierra y algunas plantas aromáticas o cáctus en su interior.

¿A quién no le gusta tomarse un té o infusión a la hora de desayunar? ¿Qué serían de esas pastitas a media tarde sin su taza de té? ¿Disfrutaría igual de esa tarde leyendo su libro favorito sin una buena taza humeante de té? Son muchos los aficionados a los tés e infusiones, y es que en las últimas décadas han salido al mercado numerosos y deliciosos sabores como mandarina, vainilla con caramelo e incluso algunos con sabor a chocolate que se han unido a los tradicionales té verde, rojo y blanco.

Deleitarse con su sabor se ha convertido en un gran placer, algunos lo toman solo, otros con azúcar, miel o sirope de agave. Pero, ¿qué se hace con las bolsistas de té una vez han cumplido su función? La mayor parte de ellas van directas a la bolsa de basura que acabará en el contenedor de fracción resto. Sí, es el indicado. Pero si quiere darle una segunda oportunidad a sus bolsitas de té a continuación le damos algunas ideas.

El té al fin y al cabo está compuesto por un conjunto de hierbas aromatizantes por lo tanto, puede abrir sus bolsitas y depositar el contenido de las mismas en sus macetas o huerto a modo de fertilizante natural. También tiene la posibilidad depositarlas al completo si está realizando compost casero, eso sí, debe cerciorarse primero que ha retirado la grapa que suelen llevar para asegurar su cierre.

Además, puede utilizarlas como repelente para insectos, pues el fuerte olor que desprenden ahuyenta a hormigas, arañas e incluso a algunos roedores. Colóquelas en las puertas o ventanas que comuniquen con el balcón o jardín para evitar que estos insectos entren a su casa.

Si desea limpiar su cutis o reducir el tamaño de sus ojeras, las bolsitas de té verde son su solución. Para ello debe humedecerlas y mantenerlas en sus ojos durante 15 minutos aproximadamente. También puede utilizarlas sobre picaduras de mosquitos, quemaduras de sol o pequeños cortes, pues tienen un alto poder calmante y descongestionante.

Por último, se postulan como una solución eficaz para neutralizar malos olores o para aportar frescura al hogar. Debe colocarlas en el cubo de la basura o en los zapatos para evitar olores desagradables y en un rincón del armario o cerca de un ventilador para aromatizar el ambiente de la casa.

Página 1 de 11

Localización

Avda. Tres de Mayo, 40 2º
38005 Santa Cruz de Tenerife

Cómo llegar en guagua: líneas urbanas 232, 233, 238, 905, 920, 921, 934, 937

Contacte con nosotros

Contacte y resuelva sus dudas

  • Teléfono: 922 224 849