Santa Cruz Limpia

El Blog de Santa Cruz Limpia

Las botellas de plástico están fabricadas principalmente con PET (Tereftalato de polietileno), un plástico derivado del petróleo que no es biodegradable. La degradación del PET en la naturaleza ocurre principalmente mediante la acción de los rayos del sol y es un proceso tan lento que una botella de plástico tarda en descomponerse una media de 450 años. Sin embargo, se trata de un producto muy fácil de reciclar que suele tratarse en plantas de transformación para elaborar nuevas botellas y otros objetos plásticos.


Por otra parte, desde el punto de vista del reciclaje creativo, las botellas de plástico constituyen un verdadero filón a la hora de imaginar otros posibles usos. Uno de estas posibles utilidades es la elaboración de sencillos sistemas de riego por goteo para las plantas, un método que permite que el agua se filtre lenta y directamente hacia las raíces de las plantas, sin que se sufran las pérdidas de agua que normalmente se producen con los métodos de riego estándar.

De este modo, el riego por goteo permite que exista un suministro constante de agua hacia las plantas durante un periodo de tiempo determinado, lo que permite despreocuparse por el hecho de regresar de vacaciones y encontrarnos con las plantas secas o marchitas. Además, con la realización de estos sistemas de irrigación también se contribuye al cuidado del medio ambiente, mediante el reciclaje de los materiales utilizados así como al ahorro de agua ya que de, este modo, la planta solo consume la cantidad que necesita y, a la vez, se evita el gasto excesivo de ese bien tan preciado.

El proceso de construcción en muy sencillo. Se parte de una botella de plástico de un litro y medio o dos litros, dependiendo del tiempo que queramos tener el sistema en funcionamiento. A continuación se quita la tapa y se perforan con un clavo o un taladro uno o varios orificios. La cantidad de orificios que se realicen en la tapa determinará la velocidad con la que fluya el agua, de modo que a más orificios, el agua goteará más rápido. El tamaño del orificio también contribuirá a la velocidad de flujo del agua: un orificio más pequeño permitirá que el agua gotee lentamente, mientras que los orificios más grandes harán que el agua se termine rápidamente.

El siguiente paso es hacer un orificio cerca de la planta o del grupo de plantas, que debe ser lo suficientemente profundo como para enterrar la boca de la botella y que ésta se mantenga llena de agua en posición vertical. Solo queda asegurar la botella en su lugar presionando la tierra a su alrededor y dejar que el sistema y la gravedad hagan su trabajo. Estos sistemas de irrigación también pueden colocarse de forma aérea, con solo situar la botella por encima de la planta que se quieran mantener con un flujo contante de agua.

Publicado en Consejos

Localización

Avda. Tres de Mayo, 40 2º
38005 Santa Cruz de Tenerife

Cómo llegar en guagua: líneas urbanas 232, 233, 238, 905, 920, 921, 934, 937

Contacte con nosotros

Contacte y resuelva sus dudas

  • Teléfono: 922 224 849