Santa Cruz Limpia

El Blog de Santa Cruz Limpia

Una colilla tarda hasta diez años en descomponerse

27 Mayo 2017 0 comentario
La Organización Mundial de la Salud celebra este 31 de mayo el Día Mundial Sin Tabaco, una fecha idónea para recordar el perjuicio que genera el cigarrillo a la salud de las personas y el daño que ocasionan las colillas al medio ambiente.
 
El tabaco tiene unas 4.000 sustancias químicas reconocidas. Entre ellas, la nicotina, el alquitrán, el amoniaco y el polonio 210, todas ellas cancerígenas e influyentes en el fallecimiento de más de seis millones de personas al año en todo el mundo, según estima la OMS. 
 
En España se fuman cada día casi 90 millones de cigarrillos al día, lo que representa más de 32.000 colillas anuales, gran parte de las cuales termina en los suelos de las ciudades. 
 
El filtro de los cigarrillos es de acetato de celulosa, un material que las bacterias del suelo no pueden combatir. Además, su composición con trazas de toxinas como plomo, arsénico y cadmio pueden infiltrarse en el suelo y en aguas subterráneas. Cuando esto sucede, la descomposición acuática es mucho más rápida pero el grado de contaminación crece de forma exponencial.
 
Por si todo esto no fuera suficiente, los filtros de los cigarrillos representan una de las mayores causas de basura en el mundo, no son biodegradables y, por lo tanto, permanecen durante muchos años sin descomponerse. La gran mayoría de fumadores tiene la mala costumbre de arrojar las colillas al suelo generando un gran impacto ya que el tiempo de degradación de los filtros puede prolongarse hasta los diez años.
 
Además, las lluvias suelen arrastrar estos desechos hasta las fuentes de agua donde desprenden los productos químicos que contienen. Según estudios realizados, la nicotina y el alquitrán presentes en un solo cigarrillo pueden contaminar hasta 50 litros de agua.
 
Otro gran peligro de las colillas es que pueden ser ingeridas accidentalmente por niños pequeños y,  también han sido encontradas en los estómagos de diferentes especies, aves, tortugas y otras especies marinas.
 
Para evitar este alto grado de contaminación que provocan los filtros y restos del tabaco, la mejor opción es apagar los cigarrillos y arrojar las colillas en las papeleras urbanas habilitadas en las ciudades o llevar un cenicero portátil donde depositarlas.
 
Reciclaje.- Por otra parte, según distintos estudios las colillas de cigarro podrían usarse como fuente de almacenamiento de energía y utilizarse en ordenadores, dispositivos portátiles o vehículos eléctricos, por ejemplo, una vez recicladas y tratadas convenientemente. Según dichos estudios, al quemar el principal componente de las colillas de cigarro, mediante una técnica denominada pirólisis, se obtiene carbono, un material que se usa para poder almacenar energía.
 
Pero esto no es todo, ya que mediante el reciclaje de las colillas de cigarro se podría incrementar el rendimiento de los supercondensadores energéticos, puesto que se ha demostrado que el producto extraído de ellas a base de carbono es capaz de almacenar más cantidad de energía que el carbono disponible comercialmente gracias a los pequeños poros que aporta el acetato de celulosa que contienen los filtros.
 
Añadir comentarios
  • No se han encontrado comentarios

Localización

Avda. Tres de Mayo, 40 2º
38005 Santa Cruz de Tenerife

Cómo llegar en guagua: líneas urbanas 232, 233, 238, 905, 920, 921, 934, 937

Contacte con nosotros

Contacte y resuelva sus dudas

  • Teléfono: 922 224 849